★ El día no tiene suficientes horas

Es lo que suelo pensar cuando me toca pasar un día como el de hoy.

Todo empieza con una entrevista de trabajo. A continuación – ya con retraso – me voy a comprar y luego corriendo para casa. Me pongo – con ayuda de mi padre – a instalar el soporte para poder colgar mi televisor plano en la pared y de esta forma despejar el mueble.

Acabamos de montarlo y me pongo a colocar los cables cuando tengo que interrumpir el curro para irnos a comer (estabamos invitados). No vuelvo hasta las cinco y cuarto. Me pongo y continuo con los cables. Acabo. Arreglo cuentas de la compra de la mañana.

Son las 18.00 horas. Hago la cama me visto y me largo porque a las 18.30 horas tengo que impartir una clase de informática.

Llego a casa a las 21.30 horas. Cenamos y me pongo a escribir esta anotación. 

Me largo. Me voy a ver la tela y me acuesto dentro de nada porque estoy hecho polvo.

He dicho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*