★ Telediario de las ocho

Bueno, estoy de vuelta. Tengo que confesar que me ha parecido una ausencia larga. Lo que esta claro también es que he estado bastante liado y no he tenido mucho tiempo para actualizar el contenida de la bitácora. Y ahora… a informar:

Punto primero
El problema del ordenador no era que estuviera cascado Windows. El problema es que estaba rota la placa base y Linux si que funcionaba por ser más estable que el sistema operativo a la empresa Microsoft. Lo que pasa es que como es un Pentium 3 al cambiar la placa tengo que cambiar también el procesador (todo a un Pentium 4) ventilador y con su memoria DDR. Es decir: Tengo que comprar casi una maquina nueva.

Viendo que esto se debe al suministro eléctrico nefasto que recibimos en la zona que resido he tomado la decisión de pasarle el presupuesto a la aseguradora para ver si corren ellos con los gastos de reparación.

Como además ya estaba un poco hasta las narices de tener que formatear y reinstalar Windows una infinidad de veces y tener que seguir soportando pantallazos azules y cuelgues continuos, el mismo día que me dieron el notición de la avería en mi PC fui y me compre un Mac Mini de Apple para aprovechar pantalla, teclado y ratón. Llevo – creo – desde el 25 de noviembre con el y tengo que confesar que ha sido – y sigue siendo – una experiencia de lo más agradable. En este mismo plazo de tiempo Windows ya se hubiese colgado 20 veces (si, soy andaluz). No me arrepiento de haberme gasta o 500 € en una maquina cuyo sistema desconocía. Pero a parte de eso es que con las características que tiene no me ocupa prácticamente espacio:

Creo que cuando arregle el PC – si es que lo hago – voy a renunciar por completo a Windows.

Punto segundo
Me he apuntado a un Master de Dirección comercial y Marketing a distancia para ver – si por fin – puedo optar por un trabajo que realmente me llene y sin tener que aguantar a coléricos y trepas. Creo que eso va a ser que no. Pero de la ilusión también se vive. Deseadme suerte para que consiga las dos cosas: El master y el trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*