★ En ocasiones las cosas salen bien, en otras…

Esta mañana me pongo a desmontar un disco duro externo y resulta que cuando lo instale lo atornille tan bien que ahora me he cargado la cabeza de uno de los tornillos y no lo puede aflojar. Eso si, el segundo lo pude quita. Será por eso que en cuanto lo quite lo perdí.

Luego me pongo a vender tres discos duros con una capacidad total de 126 GB y resulta que me la sensación de que uno – el de mayor capacidad – esta mas cascado que yo; no hace ruido no es reconocido por el ordenador.

Desde luego que me sale ranas hasta en la tontería más pequeña que se me ocurra.

Por hoy no voy a hacer nada más no vaya a ser que – al ritmo que voy – me ocurra algo grave.

He dicho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*