★ Esa prepotencia que nos pierde

Debido a que en mi familia ahora tenemos un caso de Fibromialgia y fatiga crónica últimamente me muevo algo más por el mundo de esta enfermedad intentando averiguar más detalles sobre ella. No es tarea sencilla ya que actualmente poco se sabe de la Fibromialgia.

Ayer, navegando por la red buscando información, me topé con una bitácora donde una afectada de esta enfermedad nos expresa sus sentimientos y vivencias. Habla, en terminos generales, de como la gente no acabe de entender de que la Fibromialgia es realmente una enfermedad que no tienen ningún síntoma visible; es una enfermedad que se sufre por dentro y que ninguna analítica o radiografía hace visible.
Pero en particular habla del sufrimiento que significa tener que pasar un tribunal medico con el propósito de poder obtener lo que realmente se merecen: una prestación social económica por invalidez.

Dice Carmen, la autora del texto, que “el paso por los tribunales médicos supone a la mayoría de los enfermos un retroceso muy importante en su enfermedad, las preguntas…los comentarios sarcásticos y malintencionados abren heridas que han costado mucho tiempo en cicatrizar”.

Seamos sinceros. Quien no va a poder contar alguna historia de un medico sabiondo, chulo y/o prepotente que hayamos vivido en nuestras propias carnes.
¿Como es posible que una persona estudiada, culta, que debería tener un cierto nivel de humanidad, es capaz de hacer comentarios sarcásticos y malintencionados a una persona que sufre una enfermedad? ¿Acaso le esta calificando de mentiroso? La verdad es que los médicos que forman parte del ‘comité’ de estos tribunales médicos no tienen ni puta idea de la enfermedad. Así de claro. Es imposible que tengan idea porque NADIE LA TIENE. Por lo tanto como pueden tener la cara de reírse delante de un enfermo. Somos nosotros quienes les estamos pagando su jugosa nómina para que el pueda comer, permitirse sus vicios y caprichos y, como no, pagar su carrera de medicina.

Es triste que en el siglo XXI aún nos encontremos gilipollas de este calibre. Personas chulas y prepotentes que no respetan nada ni nadie. ¿Como lo van a respetar? Si ni siquiera se respetan a si mismo. Porque dice cathotel54 en los comentarios de esta anotación que “los inspectores están vendidos, cobran pluses muy altos en sus nóminas por desestimar incapacidades e incluso piden premios como reconocimiento”.

No hay más que decir. Los sobornos siempre han sido un gran problema en nuestra sociedad y en todos los aspectos. No va a ser la medicina distinta.

He dicho.

4 thoughts on “★ Esa prepotencia que nos pierde”

  1. Gracias Marcos por hacerte eco de nuestra lucha contra la incomprensión, gracias por no sólo pensarlo sino también por plasmarlo en este blog que el titulo nos viene que ni anillo al dedo…en nuestro caso no mata…nos esclaviza de por vida…
    Espero la mayor de las suertes para tu familiar y en cuanto a información podrás encontrar las que necesiteis en fibromialgia.nom.es página que mantengo totalmente actualizada para el colectivo de enfermos.

  2. Muchas gracias, Carmen, por tú comentario. Sabes que aquí tienes una plataforma para ayudar dentro de lo posible.

    Es bueno dejar constancia por escrito de los sentimientos que nos preocupan. No obstante la cosa esta muy difícil para cambiarla. Hay tener ánimo para conseguir algo.

    Respecto a las páginas… ya las tenemos puesta las 2 en los marcadores.
    Un abrazo.

  3. hace tiempo escribí una entrada sobre este tema. voy a nadar, y en una de las piscinas públicas que uso hay una chica con esta enfermedad, bueno, es impresionante verla, hablar con ella, dice que desde que nada al menos su vida es un poquito mejor. Quizá a tu familiar le pueda ir bien también. Bicos desde Vigo

  4. Hola Reina,

    Ya habíamos oído comentar de que la natación, parece ser, que ayuda de forma considerable. La verdad es que no sabemos si reduce el dolor, si relaja los músculos o que.

    En ello estamos. A ver si nosotros, los afectados de forma directa e indirectamente, podemos hacer lo que no pueden hacer los medico.

Leave a Reply to Carmen Martin Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *