★ La gran navidad

Todos los años me hago la misma pregunta una y otra vez: ¿Porqué cuando llegan estas fechas nos liamos a zampar comida como unos condenados? Yo, de momento, estoy ya hasta el gorro de comer. Entre la comida y la cena de ayer no se cuantos kilos de langostinos hemos comido.

De todas formas creo que en estas fechas todo se hace con un tanto de exageración. Las comidas monstruosas, los viajes intergalácticos para pasar las vacaciones, los regalos cuyos precios mejor ni nombrar. Y lo mejor de todo: Te vuelve a hablar, aunque solo por un día sea, tu mayor enemigo. Vamos, que esta todo el año esquivándote y para navidad y noche vieja va y te saluda como nada. ¿Y a que santo?

Yo lo tengo claro. Para el año que viene imitaré a nuestro señor: Ayunaré 40 días.

He dicho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*