★ Análisis AKG K450

Lo confieso. Me gustan los auriculares. No suelo comprar muchos, pero si es cierto que intento comprar productos de marcas contrastadas y que a priori parecen ser buenos.

Hace un tiempo que tengo estos auriculares AKG K450 que compré en Amazon UK bastante rebajados de precio y que aún no había podido empezar a disfrutar por motivos varios. Ahora que vivo cerca de mi lugar de trabajo aprovecho para ir caminando y, de paso, disfrutar de la buena música.

 

AKG es una marca muy conocida que divide sus productos en dos segmentos principales: audio personal (auriculares) y audio profesional (auriculares y micrófonos).

Ya sabes que no soy un experto en auriculares por lo tanto este análisis se basa en lo más básico que te pueden tirar a la cara. Aclarado este apartado vamos a empezar.

Los K450, de la gama personal, son unos auriculares cerrados que se apoyan encima de tu oído (cuidado, no cierran el oído ya que no lo rodean). Su peso es mínimo y tiene varios elementos de ajustes que ayudan a que se ajuste perfectamente a la mayoría de las cabezas gracias, también, a la diadema ajustable.

Tienen un aspecto sólido y el acabado aparenta de muy buena calidad aunque no deja de dar una sensación importante de plástico. Cabe destacar que el cable es intercambiable por lo que se puede sustituir si se deteriorase.

Respecto al sonido debo confesar que al principio resultaba un poco enlatado pero que con el paso del tiempo ha mejorado considerablemente. Suenan muy bien y destacan por unos jugosos bajos que no llegan a ser molestos. No obstante recalcar que los considero más idóneos para escuchar música moderna tipo electrónica, hip-hop, rap… donde seguramente no te defraudarán. Yo los he utilizado con un iPod Nano 2G así como con un iPod Shuffle 2G y considero que suenan bajo, incluso con el volumen del iPod al máximo. Igual es la fuente de sonido el problema.

En la caja encontrarás varios cables de conexión, un adaptador de clavija así como un estuche rigido donde puedes depositar los auriculares una vez replegados. El estuche trae dos pequeños bolsillo donde puedes guardar el adaptador y los cables, máxime teniendo encuenta que para guardar los auriculares en el estuche precisas remover el cable de los mismos.

Por lo general dan la sensación de ser unos cascos muy buenos con un acabado superior. Lo único que no acaban de convencer realmente es el cable de conexión que considero muy fino y frágil pueden resultar dañado en algún enganchon insignificante. Resultan cómodos de llevar, incluso durante largos ratos.

Para los que precisen un modelo con manos libres para su smartphone comentar que existe un kit adicional (AKG HA45o) que ofrece esa funcionalidad, aunque no permite manipular el volumen.

Mi valoración: 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*