★ Son Las Redes Sociales Una Bendición O Una Lacra Para Nuestra Sociedad?

Esta es una gran pregunta y la respuesta depende mucho de sus defensores y detractores, que los hay por igual. Las RR.SS. entraron en nuestras vidas hace tiempo y lo hicieron para quedarse. Y para generar nuevas RR.SS con las que saturar nuestro cerebro de una manera nunca vista.

De un tiempo a esta parte venimos oyendo términos que nos eran desconocidos antes: Noticias falsas o Fake News (ignoro porqué hay que utilizar constantemente anglicismos). Las Fake News son, según la Wikipedia:

Las fake news (español: noticias falsas) es un tipo de bulo que consiste en un contenido pseudo-periodístico difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales y cuyo objetivo es la desinformación.

Según esta misma fuente

Las fake news se emiten con la intención deliberada de engañar, inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer a una institución, entidad o persona u obtener ganancias económicas o rédito político.

No hay mucho más que decir. Noticias falsas para engañar a la mayoría de los lectores con el fin de sacar tajada. ¿Y qué pasa con esto? Bien. ¿Alguna vez has compartido con tus ‘Amigos’ en Facebook alguna noticia que has visto publicada sin comprobar previamente la veracidad de la misma? Pues eso. Que casi todos estamos en el bote. Ya lo hacíamos compartiendo el típico mensaje de siete años de mala suerte si no lo reenviabas a 50 de tus contactos… No vamos a engañarnos: Somos unos borregos.

No puedo olvidar aquella vez que sacaron la noticia de que Jordi El Niño Polla, un actor porno, era un estudiante a punto de graduarse con honores en la Universidad de Harvard:

Y dirás: Sí, pero los medios de comunicación vienen haciendo lo mismo hace mucho tiempo. Pero no. O al menos la inmensa mayoría no lo hace así o no tan descaradamente. Una cosas es ocultar noticias o no contarlas enteras y otra muy distinta es inventarte la noticia. No es que lo primero no sea grave, pero lo segundo ya pasa de castaño oscuro.

No sólo son las Fake News. También hay cuñados. Y quejicas. Y más!

No me digas que no. Son la lepra de Internet. Los cuñados, los quejicas, los trolls, los gurús que no dejan de ser cuñados con aires de grandeza.

Los cuñados

Es esa especie que nunca estará en peligro de extinción gracias a la estupidez de la condición humana. Es esa especie que como el maestro liendre, de todo sabe y de nada entiende. De todo tienen que opinar, para bien y para mal. Conocen todas las leyes y procedimientos. Conocen todas las enfermedades, síntomas y remedios. Conocen el Vademecum de pe a pa.

Los quejicas

Si la especie anterior ya es cansina esta es inútil. Se tienen que quejar si llueve, si hace sol, si hay viento, si no hay viento, si hay humedad, si no hay humedad, si alguien hace algo que llevaban pidiendo hace tiempo y si no lo hacen también. Ya sin entrar en politiqueo, porque apaga y vamonos. Lo importante es dejar patente su desconformidad con básicamente… TODO. Y además exigen siempre que todo de lo que se quejan se solucione de inmediato para luego quejarse de que han tardado demasiado.

Los Trolls

Los trolls son en internet a los Hooligans y radicales en la vida real. Su único propósito en la vida es dar por el culo, meter cizaña y hacer daño. No merecen ni el tiempo que se habla de ellos.

Los Gurús (influencer o influenciador)

Ay los gurús! Casi todos autoproclamados. Todo lo anterior es triste. Pero esta especie es deleznable. La mayoría suelen ser lo que yo llamo ‘muertos de hambre hartos de pan’. Te has fijado en la barbaridad de gilipolleces que dicen a lo largo del día? Y si además es un espabilado, o espabilada, todas las chorradas anuncian algún producto por el que además trincan pasta. Y nosotros, como no tenemos otro culo que rascar y nuestra vida debe de ser de lo más aburrida y absurda, nos pasamos el día viendo chorradas. Es más! Fíjate bien en las publicaciones más ridículas y absurdas. Son las que más visualizaciones y reproducciones tienen. Cuanto más ridículo e inútil sea la publicación más me gustas tendrá. El número de me gustas es proporcional al grado de inutilidad.

Experiencia personal

Lo cierto es que, a nivel nuestro personal, las redes sociales nos han traído muchas cosas nuevas, algunas incluso buenas: Poder encontrar amigos a los cuales les perdimos la pista hace muchos años,  hacer amigos nuevos, encontrar afines a nuestros gustos, ver gatitos, descubrir que todos llevamos un fotógrafo dentro… También hay quien ha encontrado trabajo, quien ha ganado concursos y tantas más cosas que se te pueden ocurrir a ti.

A nivel de aficiones y profesional considero que es dónde nos han llegado las mayores beneficios. Indistintamente de tus aficiones podrás encontrar en las redes sociales muchísima información de personas con las mismas inquietudes. Las empresas por su parte han encontrado en las redes sociales su territorio de promoción y caza siempre y cuando sepan utilizar las herramientas correspondientes.

He podido acumular cierta experiencia en los dos aspectos anteriores:
Mi propia experiencia buscando aficionados con mis mismos intereses me ha demostrado las muchas bondades de las redes sociales. Pero también ha quedado patente un detalle en este sentido. Y es que solo me ha servido como puerta de entrada, pues al final siempre acabo en foros al que me redirigen los propios participantes de cada grupo, quedando las redes sociales a un segundo lugar que sólo vuelvo a consultar en momentos muy puntuales ya que toda la actividad de publicaciones de dudas, preguntas, noticias, quedadas se realizan en esos foros o incluso en grupos de Whatsapp y Telegram (eso da para otra entrada). Y los foros siempre han existido. Y no, los foros no son redes sociales.

En el aspecto profesional he podido ver en mayor y menor medida los éxitos y fracasos de algunas campañas que realizan las empresas. En el area que resido vengo observando que las campañas con mayor alcance y respuesta son las que sortean algo, ya sean comidas, servicios o artículos. Nos volvemos locos siguiendo las instrucciones que nos dan para participar, algunas de ellas verdaderas locuras con tres registros de direcciones de correo electrónico… A estas alturas y con las ansias la privacidad y los correos basura nos importa un rábano.

Podemos ayudar a mejorar de alguna manera?

¡Claro que sí! Para empezar evitemos compartir mierdas y noticias falsas. Así de claro.
Luego tampoco estaría mal participar en las redes sociales con algo más que un me gusta Dejemos de ser sanguijuelas devoradoras de zurullos e información. Tu opinión sobre ciertos temas puede resultar importante para otros y les puede ayudar a mejorar o evitar errores.

Esto es algo que no solo deberíamos aplicar a las redes sociales. También en páginas de opinión o compras online donde se te da la posibilidad de opinar sobre servicios o artículos comprados.

Un ejemplo claro lo verás cuando vas a Amazon a comprar algo y te quieres hacer una idea leyendo las opiniones de otro compradores. En Amazon España cuesta encontrar comentarios realmente útiles que te explican, detallan y opinan sobre el producto, su funcionamiento y su utilidad. Tal es la cosa que en mi caso ya es habitual visitar las páginas de Amazon Italia, Francia, Reino Unido, Alemania… para leer opiniones que van más allá del embalaje y del aspecto estético del producto. Y es que en nuestro país somos la leche escribiendo mierdas, pero sobre todo tirando por tierra algo que no nos gusta. Eso sí! Cuando una cosa cumple con su cometido, aunque sea de sobremanera, nos callamos, no dejamos constancia de ello porque se supone que es así como debe de ser.

Aporta tu granito de arena. Deja opiniones de tus compras y visitas a lugares. Pero deja opiniones y comentarios con cariño y sentido. Algo que sea realmente útil al que venga detrás. Sé consciente de que tus comentarios serán de utilidad para otros. Todos podemos aprender de tus experiencias.