★ Portada de Junio

Llevo muchos años metido en la informática. Siempre en mi tiempo libre. Laboralmente no me he dedicado más de 6 meses a ello. La informática es un mundo en constante movimiento y que se encuentra en constante evolución. Esta evolución es tan constante que hoy de compras un equipo con un equipamiento de ultima generación y a los dos días ya se ha quedado ‘obsoleto’ por denominarlo de alguna manera.

La gente de calle se conforma con un equipo comprado hoy (quizás de ultima generación) y les importa un bledo de que pasado mañana salga una versión o pieza nueva. En cambio hay gente que siempre tiene que estar a la ultima. Se compran un equipo para venderlo a los dos o tres meses para agenciarse a otro. Visitando los foros de usuarios siempre se puede notar la expectativa hacia los anuncios de nuevos productos. No cabe duda. Para ellos son eventos importantes.

Hoy por hoy – y desde noviembre del 2005 – estoy metido en el mundillo Mac y me sorprenda la actitud de la gente que forma parte de este reducido grupo de usuarios. Aunque la expectativa que tienen estos usuarios hacia el lanzamiento de nuevos productos y aplicaciones debo confesar que asimismo demuestras una pasión increíble hacia tales evento: Disfrutan y padecen los rumores y anuncios hasta un año antes del lanzamiento. También es curioso ver como toma forma el producto durante el tiempo de espera. Lo que en un principio es un rumor se trasforma y cuando se lanza al mercado el producto, habitualmente, ya se sabe como va a ser de antemano.

Me ha llamado mucho la atención la actitud. Es obvio que en muchos casos los rumores se deben a filtraciones de alguien de alguna empresa colaboradora. Posteriormente los portales ‘especializados en rumores’ en Internet estudian los cambios que pueden resultar factibles y así hasta el día del lanzamiento.

¡Ese gran día! En el caso del mundillo Mac se puede calificar como un gran día. Hay gente que el día de antes no duerme. Otros que se cogen el día de la presentación libre y no van a trabajar. Pero todos están nerviosos por ver y confirmar lo que se esperaba.

Es bonito ver a gente con ilusión.

Hasta el mes que viene.