La Música en La Nube Y La Muerte Del iPod?

Esto es lo que percibo siempre que oigo hablar o leo sobre la música en streaming. Es ese bonito sueño que, al despertar y darte con la cruda realidad, descubres que es una burda mentira y que para alcanzar ese sueño aún quedan muchísimos años.

Tras haber probado las modalidades de pago de Apple Music, Spotify y Deezer en mi particular mundo conectado, y que más adelante os detalló, puedo decir que todo esto es una gran mierda de la que todo el mundo habla maravillas. Y debe de ser porque o bien son unos cracks impresionantes que hacen magia o simplemente viven en ciudades con una conexión acojonante.

Mi experiencia con cualquiera de los tres servicios de música en streaming ha sido como tener un grano en el culo. En casa y en el móvil. Constantes cuelgues y fallos de conexión estaban a la orden del día. Probando esos mismos servicios en lugares con una conexión de 20 o 30 Mb no tenía problemas.

Entiendo que quien escuche mucha música y disponga de conexiones buenas y abundantes en casa y móvil quiera y pueda optar por este tipo de servicio. Pero mientras tanto aún hay mucha gente que seguirá tirando de su iPod a modo de antiguo cargador de CDs para escuchar, por ejemplo, música en el coche o en casa.

Y te preguntarás a qué viene todo esto. Me explico: Me encuentro en Applelizados un artículo – seguro que si busco encuentro muchos más – titulado El iPod Touch está cerca de desaparecer por completo – dónde se argumenta el porque de este afirmación. También se anuncian a bombo y platillo las impresionantes bondades que trae la música en streaming. Y no te digo yo que a Josekopero, redactor de ese texto, esto de las conexiones inalámbricas le funcione a las mil maravillas. Pero lo cierto es que ancha es Castilla y la cobertura de ADSL y datos móviles aquí, en España, es una puta patraña, un gran negocio controlado por cuatro ladrones dónde todos pagan más o menos lo mismo pero reciben servicios y coberturas muy dispares.

España. Año 2016. Y las disparidades entre abonados son reales. Pero lo triste es que esa disparidad te la encuentras en tu misma casa con lo que te ofrecen los distintos operadores utilizando la misma línea de Movistar. Para ejemplo, un botón:

En mi casa he probado Movistar (máximo 2,5 Mb), Vodafone (hasta 7 Mb con cortes contínuos) y Jazztel (hasta 5 Mb con cortes a partir de las 6 de la tarde). Claro está que con esta velocidad no podemos tener ni televisión por ADSL, cuesta ver vídeos en YouTube en versión SD y no te quiero ni contar lo que ocurre si optas por ver un vídeo en HD. Actualmente estamos pagando por este deplorable servicio el montante de 39 €. Los 2,5 Mb de Movistar me costaría hoy por hoy 50 € al mes. Eso sí, te ofrecen hasta 30Mb si tú línea lo permite (que aquí no se da el caso). Pero si en tu zona hay fibra pagas 12 € más y tienes 300 Mb. Y a mí me surge una duda ¿Esto qué mierda de planes de precios son? O sea, que yo pagaría 50 € por 2,5 Mb. Y el amigo que vive a 2 Km paga 62 € por 300 Mb???? Estamos locos?

Con semejante bazofia de conexión ADSL de verás crees que puedo salvar mi tarifa de datos en el móvil? Porque el panorama de tarifas de datos móviles es otro tema caliente:

Me encuentro con unas tarifas de datos ‘económicas’ pero con unas prestaciones tajo parejo. En mi caso 5,90 € con 1 GB de datos utilizando Pepephone. Con el uso que le doy al móvil hay meses que me cuesta Dios y ayuda no sobrepasar mi tarifa. Y de hacerlo me toca pagar el sobre coste. Claro, puedo optar por otra tarifa plana tipo la Sinfín de Yoigo que ofrece 20 GB por 29 € al mes.

Y ahora suma y sigue, y para ello utilizaré mi ejemplo personal:

Solución básica e insuficiente
ADSL 39 € + Móvil 5,90 € + Streaming 9,99 € = 54,89 €

Solución “salida de emergencia móvil”
ADSL 39 € + Móvil 29 € + Streaming 9,99 € = 77,99 €

Debo confesar que me asusta lo que veo. Se supone que estamos en crisis y que los sueldos no suben. Y con todo eso nos la quieren meter doblada… y les ayudamos dándoles la razón.

Queremos ser modernos y estar a la última con el Cloud Computing y toda la parafernalia con la que nos comen la cabeza todos los días, pero nos falta lo básico: un servicio de calidad y unos precios justos.

Y es que nos gusta opinar de todo. También de lo que no tenemos ni puta idea. El que no sufre este tipo de penurias en sus propias carnes dirá que el iPod morirá porque el futuro es el streaming. El que realmente sabe de lo que habla dirá que el iPod ya hace tiempo que fue asesinado con ‘ensañamiento y alevosía’ porque el que más y el que menos ya tiene un teléfono móvil que reproduce música. Y entre esos estamos los que intentamos mantener viva una leyenda.

Y cuando quieras hablamos del vídeo por streaming, que esa es otra.

Taking the Headphone Jack Off Phones Is User-Hostile and Stupid | the Verge

De un tiempo a esta parte se viene oyendo que Apple, entre otros, quiere eliminar el jack de 3,5mm para auriculares de sus dispositivos móviles para conectarlos a su toma Lightning o USB-C, conexión que también se precisa para la carga del dispositivo imposibilitando poder escuchar música a la vez que se carga.

En este interesante artículo se mencionan una serie de puntos por los cuales consideran que se trataría de una decisión errónea.

Música del recuerdo (VI)

Vuelvo con la sección de ‘música del recuerdo’ con los vídeoclips de aquellos temas que marcaron una época de muy buenos recuerdos. En el tema de hoy se trata de una canción que probablemente las nuevas generaciones (olvídense de nexos políticos) no han oído en su vida ya que la canción fue un éxito del momento y desapareció como vino: volando.

Mambo No. 5, interpretado por Lou Bega se recreaba sobre el original compuesta por el cantante cubano Dámaso Pérez Prado allá por 1949 y se convierto en el éxito del verano de 1999.

Spotify: Lou Bega – Mambo No 5

Análisis AKG K450

Lo confieso. Me gustan los auriculares. No suelo comprar muchos, pero si es cierto que intento comprar productos de marcas contrastadas y que a priori parecen ser buenos.

Hace un tiempo que tengo estos auriculares AKG K450 que compré en Amazon UK bastante rebajados de precio y que aún no había podido empezar a disfrutar por motivos varios. Ahora que vivo cerca de mi lugar de trabajo aprovecho para ir caminando y, de paso, disfrutar de la buena música.

  Continue reading