Apple Cada Vez Es Más Decepcionante

En alguna ocasión ya he hablado de cómo Apple también la caga. Pero lo cierto es que esto parece ir cada día a peor.

Llevo trabajando con dispositivos Apple desde el año 2005. Me gusta el diseño de sus dispositivos, pero lo cierto es que no es el principal motivo que me mueve a trabajar con su plataforma. El único aspecto que realmente me gusta y convence es la estabilidad y comodidad que me brindan sus sistemas operativos MacOS y iOS.

Cuando una cosa me convence soy de los que la defienden a capa y espada. Eso es lo que venía haciendo hasta hace poco. Pero lamentablemente las cosas están cambiando. Para mal.

De un tiempo a una parte vengo observando que usuarios experimentan graves problemas con algunos de sus dispositivos. Mientras no te toca a ti esto queda en una mera anécdota y nada más. Cuando empiezas a experimentar los problemas en tus propias carnes todo cambia todo de color.

Mi primer equipo Apple fue un Mac Mini Power PC con procesador G4. A día de hoy el único equipo que no ha dado ningún tipo de problema más allá de su envejecimiento natural. Una delicia de equipo. Comprado en 2005, desde 2007 se venía utilizando como equipo secundario para tareas de ofimática y el hilo musical de casa. Se ha dejado de utilizar temporalmente en diciembre porque la escasa memoria ya no permitía ni navegar correctamente por internet o reproducir vídeos. Aquí lo tengo pendiente de ‘reciclar’.

La primera cagada – iMac


Mi segundo equipo, y que vino a sustituir el Mac Mini, fue un iMac de finales de 2007. Se fastidió un disco duro en 2012. No resulto ser nada grave, pues había copias de seguridad. Y tampoco se podía achacar el desgaste de un disco duro al fabricante del ordenador.

El problema viene cuando en 2013 detecto que la pantalla, fabricada por LG, parpadea esporádicamente. Suele pasar en la esquina superior izquierda. Inicialmente no resulta demasiado molesto y tampoco afecta al trabajo en el día a día. Lamentablemente el problema va a más: empieza a ocupar toda la pantalla y a oscureciéndose por completo. Así hasta llegar el día que la pantalla ya no encendía. Ahora mismo estoy redactando esta entrada con la pantalla del iMac completamente negra, viéndome obligado a utilizar una segunda pantalla que compré por necesidad.

A día de hoy, y en alguna ocasión aislada, aparece la imagen en pantalla. Pero a los pocos segundos o minutos se funde en negro. Imagina el problema que tendré cuando algún día quiera formatear el equipo y no vea lo que estoy haciendo, pues la segunda pantalla se inicia cuando el sistema operativo está cargado, no antes.

Según pude averiguar el problema no es sólo mío y radica en una conexión soldada en el propio panel de la pantalla. Apple es consciente del problema pero no da solución. En modelos posteriores esa conexión ya no viene soldada en el propio panel si no que se puede desconectar y sustituir por lo que el coste de reparación es mínimo mientras que en los equipos afectados por este problema el coste de reparación puede ascender hasta los 800 € que es lo que cuesta un panel nuevo, si lo encuentras, y con el mismo problema innato

Hay quien se he puesto a hacer pruebas ante la pasividad de Apple y ha dado con la solución. Si eres un manitas con el siguiente vídeo explicativo puedes seguir los pasas para arregar tu mismo el problema por un módico precio. Lamentablemente soy un patán para estas cosas y lo más probable es que me acabe cargando el ordenador..


Enlace a la entrada relacionada

La segunda cagada – Teclado inalámbrico


Con el iMac compré un teclado inalámbrico Bluetooth (el de cuatro pilas). Esté también ha ido presentando problemas sobre los que ya hable en este blog y que solucionaron introduciendo en el compartimento de pilas una bolita de papel de aluminio. No debería ser esta la solución, pero ante la ausencia de asistencia por parte de Apple no te queda más remedio.

La tercera cagada – Teclado con cable


Lo compré porque necesitaba uno con cable para otro equipo que tenía. Al mes las teclas W, S, X, A, D y la barra espaciadora dejaron de funcionar. Amazon, quien me lo vendió, me lo cambio por otro nuevo.

La cuarta cagada – Mighty Mouse


Básicamente un problema general con la bolita de desplazamiento que en todos los equipos mostraba un claro error de diseño, pues esta se llenaba de suciedad y dejaba de funcionar correctamente. Para limpiar el ratón necesitabas de un Master ya que la bolita no se puede desmontar y el acceso es más que complicado.

La quinta cagada – MacBook blanco


Para mi padre compré un MacBook blanco de los primeros. A los pocos días de caducar la garantía la pantalla empieza a parpadear ligeramente. El problema no es tan grave como en el iMac, pero persiste a día de hoy. Además también se rompió el disco duro al poco de caducar la garantía. Este equipo ya tiene un uso más bien residual al haber sido reemplazado recientemente por un MacBook Pro.

La sexta cagada – iPhone 3


Estos equipos parecían tener un problema con el botón Home. Llegado cierto momento este quedaba inutilizable. Se puede entender en un botón mecánico, pero lo cierto es que nadie jamás se hizo responsable si te pillaba el problema fuera de garantía. En mi caso fue cubierto por el programa Apple Care una semana antes de caducar este.

La séptima cagada – iPhone 4


Con esté teléfono me quedé sin poder utilizar el botón Home (otra vez) ni el botón de bloqueo. Además fallaba el altavoz y el micrófono así como el sensor de proximidad por lo que para hablar por teléfono tenía que utilizar el manos libres. Nadie se hizo cargo de estos problemas que, al parecer, tampoco eran aislados.

La octava cagada – iPhone 6


Un teléfono de 800 €. Nada más y nada menos. Un mes antes de caducar la cobertura Apple Care le aparece una raya azulada vertical por el centro de la pantalla. Por lo demás el móvil funciona a la perfección. Tras la pertinentes pruebas a distancias aprueban reemplazar el móvil. Me mandan uno nuevo (más bien uno restaurado). Parece funcionar bien. Dos meses más tarde empieza a fallar la parte táctil de la pantalla.

Apple reconoció este problema en los iPhone 6 Plus y dispone de un programa de reemplazo de pago (OJO!). Según ellos esto ocurre cuando el dispositivo ha podido caer en repetidas ocasiones sobre una superficie dura (vamos, que la culpa es del usuario). No es el caso del iPhone 6 normal. En este dispositivo Apple no ha asumido ninguna responsabilidad relacionada con el Touch desease,

Todo lo demás funciona bien, también las teclas mecánicas. Veo en internet que algunos usuarios tienen problemas similares. En mi caso puedo bloquear el móvil y al rato me vuelve a funcionar durante un tiempo. Ese tiempo a veces es 3 días, otras veces son 5 segundos. También observo que cuando se bloquea la pantalla táctil al querer subir o bajar el volumen en la pantalla aparece Aurículares en vez de Volumen. En otras la pantalla se deslice verticalmente a saltos. Un desastre, vamos. Resulta desesperante y no parece tener solución. Tampoco actualizar o dejar el móvil como viene de fabrica.

Afortunadamente me lo han vuelto a reemplazar (mi tercer iPhone 6) con una garantía de 90 días. Vivo con el miedo de que pasado ese tiempo el dichoso terminal vuelva a fallar y que me lo tenga que quedar a modo de ladrillo.

Pero hay más cagadas

Ocho cagadas considerables en un periodo de algo más de 11 años son demasiadas cagadas. La cagada del teclado aún tiene un pase, pero la de los teléfonos móviles y el iMac no tienen perdón. Y menos el pasotismo por parte de Apple que en los casos más graves no asume la responsabilidad que les toca.

Las anteriores son las cagadas que he vivido o estoy viviendo en la actualidad. Pero es que hay tantas más… Las últimas el iPhone que se doblaba, las baterías defectuosas del iPhone 6S, baterías de portátiles que duran un suspiro, pantallas con interferencias en los equipos de sobremesa…

Resumiendo

Esto son cosas que no deben pasar. Cuando compras una cosa cara lo haces porque esperas calidad en el producto y no una bazofia como las que están vendiendo. Apple es consciente de los problemas que presentan sus equipos, pero nada hacen para repararlos. Así entendemos los beneficios, inversiones millonarias y construcciones faraónicas. De algún sitio tiene que salir la pasta.

Mi iMac se está quedando viejito veo que en breve tendré que empezar a buscar sustituto. Y aunque me tienta mucho la manzana mordida, es la primera vez que empiezo a tener serias dudas sobre si invertir dinero en un equipo que pueda resultar ser otra cagada más a sumar.

Mac Mini I5 2,6 GHz Por 100 € Menos

Aunque todos sabemos que muy pronto Apple renovará su gama de Mac Mini – o eso esperamos – las actuales versiones siguen siendo muy válidas con un precio aceptable, especialmente el modelo intermedio, aunque sufran de errores imperdonables como los discos duros de 5.400.

Si te quieres hacer con uno podrás ahorrarte 100 € en este de Amazon que hoy ha bajado de precio, el más bajo durante el último año y medio.

Como siempre: A saber lo que dura.